Para buscar un cerrajero primero debes…

Qué hacer ante un problema de cerrajería previo a llamar a un profesional

El primer pensamiento que viene luego del momento preocupante al tener un incidente relacionado a la cerrajería es que de seguro costará una gran cantidad de dinero y que debes solventarlo de inmediato.

De ser así acá contamos con unas sugerencias simples para que en primer lugar evalúes si puedes hacerlo tú mismo y así poderte ahorrar un buen dinero, en segundo lugar, escoger un buen cerrajero o, en tercer lugar, cómo actuar ante estos eventos.

Evaluar la situación

Hay que tomarse un tiempo para pensar bien todas las opciones, muchas veces por precipitarse al llamar al cerrajero no te das cuenta que ha quedado una ventana abierta por la que puedes acceder si el problema ha sido haber dejado las llaves dentro o que le hayas dejado las llaves a un vecino o familiar y que en el mismo momento del incidente no lo recuerdes, debes tener esto en cuenta, pues si ya el cerrajero viene en camino no hay mucho que hacer y el traslado a un sitio ya genera un costo elevado, por ello debes primero tranquilizarte y evaluar detenidamente la eventualidad antes de levantar el teléfono.

No todos los que ofrecen su servicio vía online o en la guía telefónica son los más indicados

Es importante que cuando llames al cerrajero previamente ya hayas tomado nota de las características de tu cerradura, le expliques detalladamente cual es el problema y directamente hablar de la tarifa del servicio, no es fiable quien en un principio ofrece una tarifa baja y al momento que llega al lugar la cambia considerablemente. Es favorable contar con un cerrajero profesional de confianza.

La mejor referencia que puedes tener de un cerrajero probablemente sea la recomendación de un amigo o algún familiar, incluso un vecino.

Si la cerradura es común, los bloqueos no son mayor problema.

Se sugiere contar con varios presupuestos de los cerrajeros siempre anticipándoles el tipo de cerradura que se tiene, a fin de comparar la mejor opción precio-valor. No siempre las marcas de renombre de cerraduras son las que tienen mejor estándar de calidad.

No os desesperéis al veros fuera y la llave dentro de casa

Antes de marcar al cerrajero profesional busca primero un plástico que puedas doblar fácilmente, puede ser una tarjeta, o un papel plastificado al que puedas introducir en el filo conjuntamente ejerciendo presión a la puerta. En muchos casos funciona de maravilla para abrir la puerta y te ahorra una buena cantidad de dinero, pero si falla o la cerradura no posee tal filo será necesario que acudas a los expertos.

Es la situación más común y la más fácil de solucionar. Si te pasa, antes de llamar al cerrajero e intenta este truco. Con un plástico duro introdúcelo por el filo a la par que empujas la puerta. Lo más probable es que lo consigas ahorrándote un dinero sino, finalmente recurre a profesionales.

Se ha trancado la llave

Suele suceder que la llave entra forzada al cilindro de la cerradura, o entra y no da vuelta o simplemente no entra ya, pues una buena opción puede ser utilizar un spray de grafito para lubricar el cilindro y que de nuevo trabaje el mecanismo. Pero si no os resulta es mejor contactar al cerrajero en vez de insistir y agravar el daño.