10 consejos de seguridad en tu residencia por el Ministerio del Interior

El día lunes, inicio de la semana laboral se ha convertido en el día favorito de los ladrones para asaltar y robar residencias, conforme al estudio realizado por AXA el que demostró que el 16,3 % de los delitos de este tipo perpetrados en el año 2012 se realizaron los días lunes. Los hurtos y robos en las residencias han ido en aumento en el primer día de la semana con 4 puntos porcentuales en comparación con el año dos mil doce. Este día comprende el 15,2 % de los hurtos, aprovechando los ladrones para hurtar en las casas particulares.

Por su parte, los fines de semana se registran con menor actividad delictiva, ya que los propietarios de los inmuebles suelen pasar más tiempo en sus hogares y la presencia de vecinos y conocidos es mayor. Los días sábados registran 12,9 % hurtos cometidos y los días domingos 12,6 %. En cambio, en comunidades autónomas los registros delictivos son diferentes a la media, en Galicia, Extremadura o Canarias el día martes se registra como el día de la semana con mayor índice delictivo contra las residencias, con 21,1 % en el caso extremeño. De igual modo, contra la tendencia que predomina, en Murcia los días domingo concentran el 16,5 % de delitos contra los hogares.

Por lo que el Ministerio del Interior ha creado un decálogo con diez acciones a ejecutar para prevenir el hurto o robo en la zona residencial, entre ellas tenemos:

  1. Antes de irte de viaje asegúrate de cerrar muy bien puertas y ventanas con llave, ya sean las puertas o ventanas de la entrada o salida de tu residencia, el patio o el sótano. Que las puertas tengan al menos dos puntos de cierre para que imposibilite al ladrón, el llevarle más tiempo tratar de violentar las puertas contribuye a que desista de su acción. De igual forma, verifica que no exista ningún hueco o espacio pronunciado entre las puertas y el suelo. Fortalece tus puertas y ventanas con pivotes de acero y ángulos metálicos.
  2. Procura que tu residencia parezca habitada, con el fin de persuadir a los ladrones. No desconectes el timbre de la puerta de entrada ya que es signo de posible ausencia, por lo que no desconectes por completo la electricidad. Así como no cierres por completo las persianas. Puedes emplear los temporizadores automáticos que encienden y apagan las luces, la radio, el televisor, las alarmas para aparentar que tu lugar de residencia se encuentra habitado. Recuerda no ocultar tu llave de repuesto en los lugares conocidos por el ladrón: buzón, debajo de alfombras, caja de contadores o macetas. Por último, pide el favor a tu vecino que recoja el buzón.
  3. Es recomendable que se refuerce la vigilancia, alumbrando más la entrada, el porche y el patio, en caso de residir fuera del casco urbano.
  4. Cuando te vayas de viaje, esconde cada objeto de valor que tengas en tu residencia. Si posees caja de seguridad sería oportuno que los guardaras allí. Evita dejar a simple vista laves, claves de seguridad, tarjetas, dinero o talonarios. También puedes hacer un inventario con la descripción de cada aparato electrónico que tengas junto a su fotografía, debido a que en caso de hurto es más fácil reubicarlos.
  5. Ni tú, ni tus hijos, padres o amigos comenten con desconocidos o publiquen en las redes sociales, tales como Twitter, Instagram o Facebook sobre las vacaciones, el lugar de destino, el tiempo de duración ni la estadía. No notifiquen de vuestra ausencia ni aporten datos personales. De esta forma evitan que un ladrón se entere que no se encuentran en el lugar de residencia.
  6. Evita abrir la puerta a personas desconocidas que pueden comprometer vuestra seguridad, de la familia o de los vecinos. Solicita acreditación de aquel extraño que vaya con la intención de prestar algún servicio (luz, agua, gas) sólo si previamente lo habías requerido.
  7. No abras la puerta de entrada hasta que estés seguro de saber quién llama. Si por cuestiones del destino, el sujeto desconocido ataca, no toques nada para no destruir las posibles pruebas.
  8. Todos podemos contribuir a la seguridad mediante la cooperación ciudadana, al ver personas desorientadas en tiempo y espacio u ocupando residencias desocupadas, puedes llamar a la Policía (marcando 91) o a la Guardia Civil (marcando 62).
  9. En caso de sospecha, escribe cualquier dato útil sobre automóviles y sujetos ajenos a la zona residencial. Hay casos en los cuales los ladrones al verse vigilados desisten de cometer el acto delictivo.
  10. Evita peligros mayores, si eres víctima de robo, no confrontes al ladrón, trata de mantener la calma y trata de pedir ayuda al teléfono de urgencias.